Otras publicaciones

martes, 17 de enero de 2017

Un poco de amor

Siempre es muy fácil subirse al tren de la huevada mediática que critica descaradamente el padecimiento ajeno.
Miles de personas se horrorizan cuando muere una chica en una fiesta electrónica, los que mueren consumiendo paco no salen en los diarios y si una persona popularmente conocida se droga todos apuntamos los dardos para reírnos como si fuéramos unos sanos mentales bárbaros. Esas son las aristas de la mirada que hay sobre los adictos.

En realidad, muchos de los que se ríen de ellos han sido incapaces de mirar más allá. Los miramos con clemencia solo después de muertos y esa es la parte que nos vuelve más miserables cada día.

Ayer vi al pasar que Chano Charpentier decía en una nota "quiero alguien que me prepare el desayuno" y más de uno comenzó a elaborar las mil y una formas de reírse de un tipo que solamente está pidiendo amor del bueno.  Es un pobre tipo?  No.  Por supuesto que no.  Como no lo ha sido Maradona.  Son personajes conocidos pero principalmente son seres humanos con defectos y virtudes, con penas y frustraciones.  Algunos se vuelven detestables porque lastiman a los demás en su incapacidad de reconocer el problema, van y vienen desparramando sus crisis y despreciando justamente a esos que los quieren genuinamente... quizás porque tuvieron la suerte de tener gente que los cuidó más allá de todo (como creo que le ha pasado a Diego).

En cambio Chano es un pibe de treinta y algo de años que no desparramó odio aún cuando fue despreciado por el ambiente del rock y por el 90% de los hombres que se morían de odio de ver que un flaco común tenía a todas las minas gritando por él.  Pero ven?  Teniendo todo eso por lo cual muchos lo odiaron, no logró tener lo que otros insultan desde el anonimato engañando a quien los espera con el desayuno.  Así es la vida, unos tienen lo que otros no.

Si se supone que venimos a aprender algo, deberíamos empezar a mirar más allá.
Desde las primeras imágenes que vi de Chano allá en el 2011 recuerdo que le dije a mi madre "tiene ojos tristes".Unos cuantos años después, puedo decir con certeza que sus ojos son casi ausentes.

Hoy vi a una nena golpeando a un nene. Supuse que era su hermano y ante la ausencia de un adulto me atreví a decirle "nena, qué hacés? no se golpea a los demás". Me dio bronca, ella era más grande físicamente y el nene era sumiso. Pensé que era una pésima combinación.  Esta historia tiene mucho que ver aunque no lo crean. ¿En qué?  En que vemos a alguien en el piso y lo pateamos  y escupimos.  ¿Con qué sentido? ¿Por qué? ¿Qué nos habilita a pisotear al caído?

Ahhhh no, pero después hablamos de aceptación, hablamos de justicia, hablamos de humanidad, de derechos y de valores.

Se pueden reír de lo que quieran, como yo puedo reírme de lo que quiera, pero si alguien necesita ayuda y la pide honestamente desde el sótano de su miseria, ¿quiénes somos para agredirlo?
Hemos creado algunos monstruos que usan las redes sociales para infectar de odio con comentarios a todo el mundo, desde presidentes, deportistas, famosos y no famosos, para operar contra compañeritos de colegio, en fin... personas que amarían ver hundido a todo aquel que no les gusta.

Esa es la mayor derrota de la humanidad, la falta de humanidad.

Detrás de cada adicto hay un dolor, un miedo a la vida misma, a no cumplir con estereotipos, a no superar sus propias ambiciones incumplidas.  Detrás de un chico que consume, sea lo que sea, hay una necesidad de algo que no supo pedir, buscar y hasta entender. Y detrás de todos ellos, sin importar su situación económica hay gente que lucra con la vida de los demás.

En fin...  me permito decir que Chano no es más que un tipo queriendo salir de su propia oscuridad, un lugar que muchos conocen arrastrando a los demás y que muy pocos se bancan solos.  Ojalá algún día todo sea un mal recuerdo para él y para todos los que tienen la valentía de pedir ayuda, porque la merecen, porque no son un ejemplo de conducta pero sí un ejemplo de lo que hacen las drogas y porque todos merecemos oportunidades sin importar el origen ni el destino.

Ojalá todos despierten al lado de alguien que aman y que los ama.
Ojalá todos tengan una caricia cuando sientan ganas de llorar.
Ojalá todos seamos capaces de dibujar sonrisas en los rostros inundados de llanto.
Ojalá aprendamos a ver el vaso medio lleno.

#HolaMiVida
#BuenaVida ;)